2022-08-30T12:44:47+00:00

💬ENTREVISTA
Cervecería y Maltería Quilmes lanzó una meta en pos de la sustentabilidad de sus operaciones. ¿Cómo impacta esta decisión en el negocio?

Compartir esta nota

Cervecería y Maltería Quilmes anunció su camino a la carbono neutralidad a 2040 para el cual debe reducir al máximo posible las emisiones de dióxido de carbono de toda su operación y su cadena de valor y, a su vez, neutralizar las emisiones residuales a través de proyectos que ayuden a compensar sus emisiones de carbono.
Según Martín Ticinese, presidente de la compañía, asumir esta meta traerá aparejado el desarrollo de nuevas tecnologías, inversiones y trabajo. “Sabemos que tenemos una gran responsabilidad, pero elegimos verla como una gran oportunidad”, sostuvo el ejecutivo en el evento de presentación de esta novedad.

En ese marco, Punto Trade dialogó en exclusiva con Vanesa Vázquez, Gerenta de Crecimiento Inclusivo y Sustentabilidad de la empresa, quien profundizó en el impacto de esta decisión en el negocio, y cómo se integra esta política en la estrategia de la firma.

¿Qué acciones concretas ya se implementaron para cumplir la meta de ser carbono neutrales? ¿Qué otras iniciativas se pondrán en marcha en el mediano plazo?

VV: En los últimos años la compañía viene dando importantes pasos hacia la neutralidad en carbono, por medio de una gestión de triple impacto siguiendo los lineamientos ASG: ambiente, social y gobernanza.

Desde 2020 utilizamos 100% energía eléctrica renovable para nuestra producción generada en el Parque Eólico Budweiser en Achiras, Córdoba, lo que nos permitió reducir un 25% nuestras emisiones de carbono. Además logramos reducir un 27% las emisiones mediante un trabajo de eficiencia energética en toda nuestra operación.

Desde 2014, la compañía lleva adelante el programa de logística baja en carbono, con el que logró reducir un 25% las emisiones de CO2 en las operaciones logísticas desde 2017. Como parte del programa: se incorporaron camiones ultralivianos, se mejoró la eficiencia en los recorridos y rutas, se mejoró la capacidad productiva en las zonas cercanas a las ciudades con mayor demanda y se trabaja con la política del Camión siempre lleno, para evitar viajes poco aprovechados.

Para 2030 el foco estará puesto en promover acciones en toda la cadena de valor. Esto supone escalar las soluciones de eficiencia energética a nuestros clientes, implementar alternativas de logística limpia, acelerar las soluciones bajas en carbono para la fabricación de envases y expandir las prácticas de agricultura regenerativa.
Hacia 2040 queremos concretar nuestra visión de un futuro sustentable, con metas que incluyen soluciones de descarbonización integradas con los proveedores, tecnología de punta aplicada a la agricultura y también a la logística mediante la electrificación de los vehículos, innovaciones en la refrigeración de nuestros productos y la implementación de soluciones naturales para el resto de las emisiones que no sea posible eliminar.

¿Cómo se integra este objetivo a la estrategia de la compañía?

VV: Para nosotros la sustentabilidad es el negocio, porque estamos convencidos de que es necesario un desarrollo económico que, a la vez, genere oportunidades cuidando a las personas y al ambiente.

Hoy hablamos de Crecimiento Inclusivo, un cambio de paradigma que plantea una mirada más amplia de la sustentabilidad, teniendo a la colaboración y la regeneración como pilares fundamentales. Este es uno de los pilares de la compañía para pasar de una compañía tradicional de bebidas, con un modelo unidireccional, a una plataforma de marcas que interactúa y crece con su ecosistema.

En esta línea, creamos el Comité de ASG  liderado por el Presidente de la compañía y formado por líderes de las diferentes áreas para impulsar la gestión basada los criterios ASG, en el cual se evalúan los desafíos y sus posibles caminos y se toman decisiones de negocio.

Poder anunciar hoy nuestra meta de ser carbono neutral solo es posible gracias al trabajo consistente y colaborativo que venimos haciendo hace muchos años y todavía queda mucho por hacer. Nuestro negocio está estrechamente vinculado con la naturaleza: los ingredientes principales de la cerveza nacen en el campo, necesitamos materias primas para fabricar envases y utilizamos energía para elaborar, transportar y refrigerar nuestros productos. Estamos ante uno de los mayores desafíos de innovación que haya enfrentado jamás la humanidad y vamos a trabajar junto a nuestros equipos, a otras compañías, a la ciencia, el tercer sector, el sector público, toda nuestra cadena de valor y los consumidores a través de nuestras marcas para encontrar soluciones en conjunto. La articulación es clave para lograr soluciones locales con escala global.

¿Qué impacto tiene en el negocio y la rentabilidad?

VV: Cómo hace 131 años seguimos apostando por el desarrollo económico y social de la Argentina. Asumir la meta de ser carbono neutral traerá aparejado desarrollo en nuevas tecnologías, inversiones, trabajo, lo que nos permite demostrar, una vez más, nuestra visión de largo plazo en el país. El camino hacia la carbono neutralidad responde a un cambio cultural a nivel global ajustado al contexto local. Estos son los mayores desafíos que enfrentamos, impulsar la descarbonización de la economía con un nuevo sentido del éxito donde la compañía, las personas y el planeta prosperen juntas. Estamos convencidos de que es el camino y que ser sustentables siempre es negocio, porque implica que cada proceso está basado en la eficiencia y es sostenible en el largo plazo.

¿Cómo se comunica esta estrategia de cara al consumidor? ¿Por qué creen que se valoran este tipo de iniciativas?

VV: El cambio climático es uno de nuestros grandes desafíos como humanidad y solo con la acción conjunta podremos enfrentarlo, lo que conlleva una transformación profunda de la forma en la que producimos y consumimos.

Un estudio de Trendsity sobre conocimiento de Triple Impacto en Argentina, Perú, Chile, México y Colombia arroja datos como que los segmentos más comprometidos y conscientes con la sustentabilidad crecieron y actualmente representan 86% (vs 59% en 2016), 3 de cada 5 personas consideran que creció el nivel de alerta sobre la Desigualdad Social, 14% considera en primer lugar los sellos (B, Cruelty free, Sin TACC, Orgánico) a la hora de comprar alimentos. Por otra parte, 84% de los 1.000 encuestados indicó que se habla mucho y se hace poco por el impacto ambiental y que espera que las empresas sean las primeras en iniciar un cambio. Esto último es un llamado de atención al rol de las empresas.

Sabemos que tenemos una gran responsabilidad, y la vemos como una gran oportunidad, porque somos parte de este desafío y la buena noticia es que somos parte también de la solución. Hoy las compañías tenemos que encontrar nuevas y mejores maneras de hacer las cosas para impulsar el cambio ya, en esta generación.

¿Notan un mayor interés por la sustentabilidad por parte del consumidor en alguna marca o categoría en particular dentro de la compañía?

VV: Desde Cervecería y Maltería Quilmes buscamos estar siempre cerca de nuestros clientes y consumidores para entender qué necesitan y aportar soluciones. Siguiendo las últimas tendencias vemos cómo las personas valoran cada vez más la saludabilidad y la sustentabilidad en sus consumos. Vemos un consumo más consciente como tendencia, donde se prioriza el impacto en la salud, el bienestar y mayor interés por marcas con propósito, que trascienden el producto y acompañan la transformación cultural y las necesidades de las comunidades.

¿Hay alguna marca más asociada con este concepto?

VV: En esta línea es que nuestro portafolio de marcas variadas busca acercar propuestas y experiencias a la medida de las necesidades de sus consumidores. Por ejemplo el lanzamiento de Patagonia Sendero Sur, la primera cerveza orgánica certificada del país o Quilmes 0.0 la primera cerveza sin alcohol.

¿Buscan posicionar a alguna etiqueta como una marca sustentable o es una estrategia general para toda la empresa?

VV: Las marcas también son grandes plataformas de comunicación para amplificar nuestras iniciativas como compañía, por ejemplo, impulsamos la creación de nuestro parque eólico a través de Budweiser, marca responsable en nuestro portafolio de concientizar sobre la necesidad de transformar la matriz energética y visibilizar la lucha contra el Cambio Climático, demostrando que es posible hacer cerveza con un nuevo ingrediente: el viento.

¿Por qué eligieron este momento del consumo para lanzar esta iniciativa?

VV: Tenemos 131 años de historia en la Argentina, y queremos estar 100 años más. Por eso, siempre nuestros objetivos están pensados a largo plazo, apostando al desarrollo del país, de nuestra cadena de valor y el cuidado del ambiente.

¡Muchas gracias Vanesa!


Compartir esta nota