2020-08-26T21:04:21+00:00

Transformando el corazón del negocio

Compartir esta nota

Joaquim Deulofeu 

«Construimos un castillo de arena junto al mar; las olas llegan y lo destruyen, y tenemos que volver a levantarlo. Día a día tenemos que ir cambiando la táctica de nuestro negocio para desarrollar la estrategia definida». Joaquim Deulofeu Aymar socio y director de Qualitat Serveis Empresarials.

«Tenemos que aplicar la tecnología agile en los procesos: identificar un proceso a mejorar, crear un equipo de mejora que proponga sugerencias de mejora, diseñar y aplicar dichas propuestas implicando al propio cliente, y evaluar y monitorizar las mismas», remarca. Todo ello con el objetivo de lograr el equilibrio de la triple sostenibilidad: económica, social y medioambiental.

Deulofeu se ha referido al liderazgo para la transformación. «Es imprescindible que sea un estilo de liderazgo que vaya creando líderes; el líder tiene que empoderar a sus propias personas y dejar hacer; hay que trabajar el consenso, llegar a acuerdos dialogando». En su opinión, se trata de conseguir un compromiso de las personas con la organización: «Nadie hace nada si no hay una compensación detrás». Todo ello basándose en valores, como la honestidad, humildad, compromiso… «Cada organización tendrá que definir sus propios valores que se aplicarán día a día».

Otra de las fases de este modelo de transformación consiste en el trabajo en equipo de alto rendimiento. «Los equipos deben ser interfuncionales; en cualquier proceso a mejorar hay muchas áreas implicadas y todas ellas deben participar en los equipos», explica el directivo de Qualitat Serveis Empresarials, quien añade que esta metodología favorece la comunicación interna, que suele ser uno de los «fallos principales» de las organizaciones.

Además, al tener miembros que proceden de distintas áreas los equipos obtienen una mejor gestión del talento, ya que se comparten conocimientos muy diversos. «Con los equipos interfuncionales se aumenta el compromiso de las personas y mejora la motivación, ya que se fomenta su implicación», remarca.

Asimismo, Deulofeu recuerda la necesidad de aplicar la llamada Metodología Belbin, cuyo concepto se basa en la existencia de nueve roles en los equipos -como impulsor, implementador, investigador de recursos, coordinador, cohesionador, especialista o cerebro-: «Cuando en un equipo están los nueve roles se puede hablar de equipos de alto rendimiento», señala.

Propósito y visión

Por otro lado, el directivo ha remarcado que «marcarse una estrategia es vital; es imprescindible tener una guía, que debe partir siempre de un propósito (nuestra razón de ser y qué queremos transformar con nuestro negocio) y una visión (qué queremos ser en los próximos dos o tres años)». En este sentido, subraya la necesidad de contar con unos valores que conformen la cultura real de la organización en el día a día. «Las alternativas para definir la estrategia son las siguientes: especialización o liderazgo en costes; cualquier estrategia intermedia está condenada al fracaso», sostiene.

Adicionalmente, este modelo aboga por la escucha activa. «Tenemos que escuchar al cliente y superar sus expectativas, aunque esta escucha no es suficiente, ya que tenemos que identificar a los grupos de interés: las personas de la organización, los proveedores, la competencia, la sociedad, los inversores, los reguladores (Administración)», añade.

Deulofeu también ha hecho mención a su visión sobre la innovación. Según sus palabras, es vital que haya «creatividad»: «Hay que conseguir que la innovación sea sencilla, asequible, accesible y conveniente», afirma el directivo, quien recuerda que la innovación se generará a partir de la aportación de ideas y de la identificación de problemas.

Fuente: InfoRetail


Compartir esta nota