2020-07-02T18:09:21+00:00

Entrevista Alberto Guida Presidente CADAM

Compartir esta nota

“La quita de descuentos e inversiones es un aumento de precios encubierto”

El presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (CADAM), Alberto Guida, le apuntó a industria como formadora de precios, al enfatizar que “la quita de descuento o inversiones” implica “aumentos de precios encubierto” y  al mismo tiempo cuestionó los controles que está aplicando el Gobierno nacional a los minoristas.

En este diálogo, Guida bosqueja cual es el escenario del comercio en un momento en que se modificó drásticamente el perfil de los consumidores, quienes ahora destinan la mayor porción de su presupuesto a un gasto de supervivencia.

PT: ¿Cómo ve la situación del sector mayorista en esta coyuntura de pandemia de Coronavirus, con la necesidad de mantener la cadena de distribución de alimentos y productos de limpieza?

Alberto Guida: Es una situación compleja por todas las variables involucradas. Debemos comenzar por los proveedores quienes mantienen listas de precios, pero han comenzado a quitar descuentos o inversiones que eran habituales, lo que implica un aumento de precio encubierto. En segundo término, la demanda ha sido inicialmente superior a la normal por lo cual la recuperación productiva viene atrasada y con problemas de personal que también involucra el proceso logístico, con mayores implicancias en lo que respecta al abastecimiento en el interior. El sector minorista o negocios de proximidad se encuentra doblemente afectado, por un exceso de controles en precios máximos que se fundamentan en un análisis estadístico sin precedentes, dado que los precios son los mismos para estos negocios que para las grandes cadenas. ¿Cuándo vendieron al mismo precio? Esto genera clausuras o cierres preventivos de los minoristas, con impacto en los consumidores y en la venta mayorista. Los controles a mayoristas son intensivos por parte de AFIP y Secretaría de Comercio, con inspecciones a cada uno de los locales. El personal de los mayoristas está diezmado, generando situaciones de tener que llevar empleados de una sucursal a otra para poder hacer una apertura con el personal mínimo necesario. Además existe para todos el obstáculo de la logística, por problemas con los accesos o fletes que no van al interior por no tener carga de regreso. La suma de todas estas variables genera una supervivencia crítica que puede quebrarse en algún momento

PT: ¿Cuáles son los puntos críticos a considerar que deben ser observados con especial atención?

A.G: Considero que existen dos puntos críticos a considerar. Primero la presión de precios sobre un contexto que se prevé con una inflación muy superior a la prevista y que de algún modo debe reflejarse en los próximos meses. Y un tema fundamental será conservar la salud de los empleados de los canales de distribución, producción y logística porque de ellos dependerá el normal abastecimiento. Estimo que hasta septiembre no será un tema del marketing, sino de abastecimiento y precios, donde recién podrá generarse una visión de trade a partir del último trimestre del año

PT: ¿Cómo se comportó la relación entre ventas a minoristas y ventas a consumidor final  durante la cuarentena?

A.G: La venta fue normal inicialmente, pero luego de acuerdo a los comentarios ya descriptos comenzaron a generarse demoras en la distribución por falta de acceso a ciertos municipios, que luego se fue solucionando parcialmente. Pero fundamentalmente se está produciendo una enorme cantidad de cierres de comercios minoristas, por temor a la pandemia o por miedo a clausura o decomiso de mercaderías sobre inspecciones que no guardan relación de precios, dado que nunca el minorista puede vender al mismo precio de una gran cadena

PT: ¿Qué productos aumentaron  más sus ventas?

A.G: Los clásicos de higiene como jabones y lavandinas y alimentos de todo tipo, fundamentalmente los básicos y secos (pastas, harinas, enlatados, harinas, yerba, azúcar, etc)

PT: ¿Cómo fue el nivel de ventas luego del stockeo inicial que hizo el consumidor final en los distintos canales y fundamentalmente en el canal supermercados?

A.G: El nivel de ventas inicial se cuadruplicó, para volver a los niveles normales actualmente.

PT: ¿Qué sucedió con los medios de pago? ¿Se mantuvieron o aumentaron las ventas en efectivo o con tarjetas de débito o con tarjeta de crédito? 

A.G: Los medios de pago mantuvieron sus proporciones habituales, solamente se complicó unos diez días por el cierre de bancos y cierre de clearing.

PT:  ¿Cómo está el suministro de proveedores? ¿El abastecimiento es normal?  ¿Se observan diferencias por categorías?

A.G: Obviamente las categorías más demandas tienen mayor demora de reposición y la situación en general está enmarcada en la primera de las respuestas.

PT: Seguramente habrá muchas diferencias en el universo mayorista según su tamaño y si tienen a o no preventa, pero por favor podrías indicarnos cuales son los recaudos que se están tomando para respetar el aislamientos social obligatorio, mantener la cadena de distribución que hoy es de una enorme importancia social, al mismo tiempo que se cuidan las condiciones de prevención para los empleados y clientes.

A.G: Está vigente un protocolo de cuidado del personal determinado por el Ministerio de Salud y Seguridad Social, se le proveen a los empleados guantes, mascarillas y protección en cajas registradoras, como así también toma de temperatura a su ingreso en el día laboral.

Las consecuencias que surjan son evaluadas por un Ingeniero en Seguridad e Higiene que dispone cada mayorista para determinar los pasos a seguir en cada caso en particular.


Compartir esta nota